en torno a… NABAI… mundua

enero 15, 2011

Nafarroa Bai, edo bai

Filed under: Txentxo Jiménez — nabaizaleokbi @ 9:09 pm
Tags: , ,

Txentxo Jiménez en DNN

Escribo bajo este título porque el objetivo del artículo es aclarar la verdad o no de la disposición de Batasuna para entrar a NaBai o estamos asistiendo a un nuevo intento de romperla. Es por ello que conviene recordar el artículo firmado por el propio Txelui Moreno y Gorka Mayo, los dos interlocutores de Batasuna en las reuniones mantenidas con Aralar, en este periódico hace tan sólo dos meses y que titulaba Nafarroa Bai edo ez. En dicho artículo decía cosas del pelaje de: “NaBai como fórmula para el cambio no convence ni a propios ni a extraños, tiene una orientación provincialista que la sitúa fuera de juego, es incapaz de dotarse de un programa de izquierdas, reniega de cualquier carácter progresista, destierra ser garantía y motor del cambio en Navarra y la incompatibilidad de NaBai con la IAO no es una cuestión de forma, el desencuentro sobre cuestiones claves es lo que impide una acción conjunta”.

Si no fuesen suficientemente claros los antecedentes, en noviembre de nuevo estas mismas personas hicieron público un emplazamiento a Aralar y a EA para romper con NaBai y crear otro sujeto electoral para Navarra con ellos.

El fracaso de este intento, por el no de Aralar, dio paso a la petición de Batasuna a pedirnos relaciones para, según nos dijeron, “sondear en qué términos tendría que solicitar la entrada en NaBai”. Aralar respondió de forma favorable a esa petición, pero dejando claro que la misma solo se justificaba si realmente tenían voluntad de sumar en NaBai y de ninguna otra razón.

Desde noviembre hemos tenido diversas reuniones en las que Aralar le trasladó a Batasuna dos textos para ser acordados. El primero son los diez principios básicos de NaBai acordados por los demás miembros de la coalición y que Batasuna debería aceptar para pedir la entrada. El segundo, el acuerdo de Batasuna en relación al Ámbito de decisión de Navarra, una posición clara ante la no aceptación de ETA del abandono de su actividad o comisión de algún atentado y clarificar el compromiso de Batasuna ante la legalización o no de su situación. Con estos puntos, Aralar defendería desde dentro la entrada de Batasuna en NaBai. Batasuna, por su parte, siempre pretendió volver sobre sus propuestas y cuestionar NaBai y su composición actual.

En esta situación, Aralar pidió a Batasuna una respuesta definitiva. Esta respuesta vino el pasado 30 de diciembre. Batasuna no respondió nada sobre los diez principios de NaBai y sobre las otras propuestas y trajo su propio documento que presentó como un acuerdo bilateral, al margen de NaBai y con mayor recorrido, según manifestaron ellos mismos. A la vez, dejaron meridianamente claro que la entrada en NaBai, la actual, no era lo que ellos contemplaban y que su apuesta era su bloque Abertzale y de Izquierdas hecho público.

En este contexto, Batasuna, con la nula humildad que le caracteriza y la condición de superioridad que siempre exhibe, pretende acabar bien directamente con sus emplazamientos, bien indirectamente con sus acuerdos, con NaBai. Lo hace al no poder ser ajena al hecho de que la sociedad navarra demanda un cambio político y que el protagonismo de ese cambio es de Nafarroa Bai. Pretende Batasuna con su emplazamiento a Aralar y EA para crear otro agente al margen de NaBai y después, pretendiendo condicionar los contenidos y el componente, destruir o apoderarse de la Coalición.

Usa como argumento principal los contenidos. El cuestionamiento de NaBai ha sido hasta ahora protagonista en todos sus pronunciamientos. Manifestando que no es suficientemente de izquierdas o suficientemente abertzale. Acusando de que aceptamos la legalidad establecida o que no somos todo lo combativos que debiéramos. Estos argumentos chocan cuando comprobamos el contenido de los compromisos firmados, bien en el acuerdo de Euskalduna o bien en el Decálogo para el Cambio en Navarra.

Se escandaliza Batasuna porque Aralar, después de este recorrido y esa respuesta, hayamos manifestado que no vemos ninguna voluntad de Batasuna por entrar en NaBai. Muy al contrario, sí por romperla. Además, ha quedado de manifiesto que todavía hay diferencias importantes en las que tenemos visiones muy diferentes, por ejemplo sobre cómo abordar el cambio político en Navarra. Frente a la prudencia de Aralar a la hora de manifestar el desacuerdo, procurando no romper más de lo necesario, Batasuna ha arremetido con virulencia y haciendo públicos documentos, que no es que sean falsos, pero sí son sólo medias verdades. Igualmente exige que demos explicaciones a la sociedad.

La reacción de Batasuna nos hace percibir el contratiempo que nuestra decisión le ha supuesto en su intento de hacer desaparecer a la NaBai que hoy es para una parte importante de esta sociedad ejemplo y esperanza de cambio. También, que les coloca ante la necesidad de comparecer por sí mismos ante la sociedad navarra y presentar su proyecto en positivo.

Sin embargo, Batasuna debería intentar comprender cómo se siente Aralar al darse cuenta que, una vez más, se le estaba engañando. En esta ocasión Batasuna ha pretendido engañar doblemente a Aralar. Primero, pidiendo conversaciones con la justificación de que querían entrar en NaBai cuando nunca han tenido la intención de hacerlo. Segundo, intentando que Aralar de Navarra firmásemos un documento de acuerdo con Batasuna, cuando a la vez, en día y hora, estaban teniendo reuniones con EA y Alternativa para otro acuerdo que incluye a Navarra y a las cuales ni tan siquiera se nos había invitado, ni aquí ni en la CAV.

Aralar seguirá actuando con responsabilidad y prudencia, la que no muestra Batasuna, porque en Navarra y en Euskal Herria incluso hoy nos estamos jugando asuntos más importantes que las propias elecciones de mayo. No caeremos en el error de la confrontación mas allá de lo necesario, porque no queremos dar bazas no queremos dar argumentos a los verdaderamente adversarios, no queremos dar pasos atrás en las relaciones abierta con Batasuna y que tanto tiempo ha costado normalizar y porque, pese a no ir juntos a las próximas elecciones, pretendemos seguir colaborando antes y después de las mismas.

Aralar tiene desde su nacimiento, el compromiso por la unificación de la izquierda abertzale civil y plural en un futuro sin violencia. Estamos convencidos que llegará y que estará destinada a jugar un papel clave en Euskal Herria y en Navarra. Por el contrario, hemos tenido que esperar diez años para que se abran las expectativas que hoy tenemos. Apoyaremos en todo aquello que esté en nuestra mano, pero seguiremos haciendo política, nuestra política, para aportar el mayor capital posible al momento real en que se pueda hacer efectivo ese anhelo.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: